domingo, 15 de julio de 2012

Curriculum Exitoso de un profesional "salta empleos"



A los 40 años una persona una persona promedio habrá tenido más de 10 trabajos;  el concepto de permanencia cambió y para llegar a su siguiente empleo debe demostrar con hechos y cifras por qué es "contratable."
Cada vez es menos común emplearse en un solo lugar por varios años. En el pasado, la antigüedad era un factor de "peso", ahora la permanencia de los empleados se mueve por temas como la proyección alcanzada, entre otros. Antes, en el mercado laboral se pensaba que la empresa viviría siempre y si la persona era un buen empleado tendría la tranquilidad de contar con ese trabajo. En cambio, en la actualidad para muchos es más importante el crecimiento acelerado, aceptando ofertas en organizaciones que sean claras sobre cómo será su desarrollo. Según algunos estudios (Bureau of Labor Statistics) una persona entre 40 y 45 años tendrá 10,5 puestos, en promedio, con un cambio de trabajo más o menos cada dos, dos años y medio."Pensar que una persona con dos o más puestos de trabajo en poco tiempo es un riesgo de trabajo es cosa del pasado. Aunque el profesional también debe planificar sus cambios, la decisión debe orientarse a crecer y en los temas que le apasionan", menciona Leticia Pérez, psicóloga industrial. La orientadora vocacional señala que moverse por inercia, como renunciar porque no agradan los compañeros, genera desventajas. En su opinión, implica "ir de un lado a otro sin detectar áreas de crecimiento laboral", lo que se vuelve un círculo negativo que sí hace dudar al reclutador. "Ese tipo de profesional no sabe cómo explicar sus saltos profesionales y genera desconfianza", advierte la especialista. En la búsqueda de un empleo, uno de los primeros pasos es mostrar la experiencia a través del CV. Roberto Esparza, quién ha sido director de varias empresas de reclutamiento de personal, resalta la siguiente información:
1. Es importante ser creativo. El foco más importante de un CV es llamar la atención para conseguir una entrevista. Hay que empezar por dar un título atractivo a ese documento.

Descartado: Comenzar por el nombre, los estudios y usar las palabras "Currículum Vitae".   Al reclutador le interesa saber si el candidato es apto para esa posición, no encontrar un documento con frases trilladas. En ese sentido, lo recomendable para el postulante es buscar una oración que resuma lo que mejor sabe hacer y su conocimiento actual. Otra sugerencia es colocar abreviaturas, si tiene conocimiento en ciertos campos, como "SCM" para referir a experiencia en Supply Chain Management.
2. Mostrar cifras. Quizá algunas actividades laborales sean más fáciles de resumirse en números, pero, sin importar lo que se estudió, es importante buscar incluir datos que interesen al reclutador. Entre éstos:
- ¿A quién le reportó durante su período laboral? No es lo mismo hacerlo a un coordinador que a un jefe de área o al CEO, en directo. Queda descartado evitar mencionar nombres y especifica el nivel jerárquico. Y la recomendación es que si el candidato tuvo personas a cargo, enlistarlas, aunque haya sido por un solo proyecto.
3. A falta de "datos fuertes". Recuerde que el reclutador tiene 10 segundos para cautivarse con su Currículum, así que encuentre la manera de convencerlo con hechos que te retraten desde una perfectiva laboral. Descartado: que el CV incluya frases largas sobre las tareas que te asignaban. Recomendable: resumir las oraciones con palabras y verbos que den una idea de pro actividad. Si no ha tenido gente a cargo o se le dificulta destacar logros en cifras, lo ideal es fijarse en lo que representa numéricamente la compañía donde trabajó y citar volumen de ventas de la organización, sus principales clientes y transacciones, y cómo la contribución para lograr esas metas de crecimiento.
4. Esperar indicaciones. En el afán de querer lucir como un candidato atractivo podría ganar la tentación de incluir en este documento más información de la indicada. Descartado: incluir archivos PDF u otro contenido con muestra de su trabajo.
Recomendable: mandar ese testimonio profesional o links de Internet en un mail independiente al que utilizaste para anexar su CV, y sólo cuando el reclutador lo indique. No saturar su cuenta electrónica.  Para tener una fotografía "continua” del presente laboral,  la sugerencia es mantener activa la identidad digital, es decir, la presencia en las redes sociales profesionales.
Información tomada de Yahoo Noticias

No hay comentarios:

Publicar un comentario