lunes, 16 de julio de 2012

SEMINARIO TALLER: Inteligencia Emocional: Base del Nuevo Liderazgo

Seminario Abierto: Sábado 28 de Julio 2012.
Lugar: Fusal
Horario: 8:00 am a 5:00 pm
Inversión: $ 250 IVA incluido
Facilitador: Lic. Daniel Alonso Agreda


Para mayor información sobre nuestros seminarios o talleres contáctenos o solicitar la información directamente a servicioalcliente@talentohumano.com.sv.

Seminarios / Talleres Julio 2012


Para mayor información sobre nuestros seminarios o talleres contáctenos o solicitar la información directamente a servicioalcliente@talentohumano.com.sv.

¿Cómo renunciar a su trabajo?


¿Seguro que quieres renunciar a tu trabajo? Antes de tomar la decisión, analiza detenidamente tu caso, y si no hay marcha atrás, sigue estos consejos para irte por la puerta grande.

Cómo enfrentar una renuncia
¿Has tenido uno de esos ataques en los que piensas que no quieres volver al trabajo nunca más? ¿Te han tratado mal o estás cansado de hacer algo que no te gusta? Al menos alguna vez todo trabajador toma la decisión de renunciar y retirarse de su empleo. Pero antes de cumplir con tu deseo, te daremos unos simples consejos para que hagas lo correcto ante esta situación.

Antes de renunciar evalúa tu decisión.
Nunca dejes el trabajo inmediatamente después de una discusión. Piensa bien si se trata sólo de un incidente o si realmente el ambiente laboral es insostenible para ti.Ve a casa y evalúa las ventajas y desventajas de dejar de trabajar en ese lugar. Evalúa la cercanía, la remuneración, los beneficios, los compañeros, el horario y las posibilidades de crecimiento. Haz una lista para determinar si las cosas malas tienen mayor peso sobre las buenas.Si tienes otra oferta de trabajo, haz la misma lista anterior. Analiza los pros de cada una y dale una puntuación, al final suma y mira los resultados. Ejemplo: Si para ti la cercanía es importante, dale cuatro puntos al trabajo A y cero al B; si el empleo B paga más y para ti es menos importante, dale 3 y 2 al otro, porque tampoco paga mucho menos.En el caso de que sea posible pasar una jornada en el nuevo empleo, atrévete a probar por un sólo día. Así podrás saber cómo será trabajar en esa nueva empresa. Recuerda que si renuncias será muy difícil volver.Una vez evaluados todos los escenarios descritos, toma tu decisión final. Si aún así quieres renunciar a tu empleo, haz todo lo posible para irte por la puerta grande.

Cómo renunciar a un empleo en buenos términos.
La primera persona con la que debes conversar antes de renunciar es con tu jefe. No esparzas chismes ni comentarios en los pasillos que lleguen a los oídos de los superiores antes que de tu propia boca.Vete en buenos términos. Ármate de valor y siéntate a hablar, no dejes sólo una carta de renuncia y hasta luego. Dales las gracias por la oportunidad que se te brindó y explica verbalmente las razones de tu partida. Cuidado con decir que no aguantas como te tratan, comenta que tienes otra oferta que se adapta mejor a tus necesidades.Cuando escribas la carta de renuncia, no des mayores explicaciones, sobre todo si quieres una carta de recomendación. Allí, nombra a uno o dos superiores que hayan sido importantes para ti, agradece nuevamente el tiempo que se te ofreció en la empresa y anota que quisieras dejar las puertas abiertas de la empresa para un futuro.En caso de que puedas, ofrece un tiempo de preaviso. Eso le dará alivio a tu empleador para buscar a otra persona y no dejar tu puesto sin nadie. Quizás tengas que entrenar al nuevo trabajador, así que adelántate y ofrécete para eso. Tu jefe lo agradecerá. Abandonar un trabajo nunca es fácil, sin embargo, de esta forma usted logrará dejar una buena impresión y la puerta abierta en caso de recapacitar más adelante. Al partir, despídase de todos con una sonrisa y acepte cualquier oferta de sus compañeros para reunirse por última vez, bien sea con un gesto, un almuerzo o una reunión.

Artículo tomado de www.comohacerpara.com

domingo, 15 de julio de 2012

Curriculum Exitoso de un profesional "salta empleos"



A los 40 años una persona una persona promedio habrá tenido más de 10 trabajos;  el concepto de permanencia cambió y para llegar a su siguiente empleo debe demostrar con hechos y cifras por qué es "contratable."
Cada vez es menos común emplearse en un solo lugar por varios años. En el pasado, la antigüedad era un factor de "peso", ahora la permanencia de los empleados se mueve por temas como la proyección alcanzada, entre otros. Antes, en el mercado laboral se pensaba que la empresa viviría siempre y si la persona era un buen empleado tendría la tranquilidad de contar con ese trabajo. En cambio, en la actualidad para muchos es más importante el crecimiento acelerado, aceptando ofertas en organizaciones que sean claras sobre cómo será su desarrollo. Según algunos estudios (Bureau of Labor Statistics) una persona entre 40 y 45 años tendrá 10,5 puestos, en promedio, con un cambio de trabajo más o menos cada dos, dos años y medio."Pensar que una persona con dos o más puestos de trabajo en poco tiempo es un riesgo de trabajo es cosa del pasado. Aunque el profesional también debe planificar sus cambios, la decisión debe orientarse a crecer y en los temas que le apasionan", menciona Leticia Pérez, psicóloga industrial. La orientadora vocacional señala que moverse por inercia, como renunciar porque no agradan los compañeros, genera desventajas. En su opinión, implica "ir de un lado a otro sin detectar áreas de crecimiento laboral", lo que se vuelve un círculo negativo que sí hace dudar al reclutador. "Ese tipo de profesional no sabe cómo explicar sus saltos profesionales y genera desconfianza", advierte la especialista. En la búsqueda de un empleo, uno de los primeros pasos es mostrar la experiencia a través del CV. Roberto Esparza, quién ha sido director de varias empresas de reclutamiento de personal, resalta la siguiente información:
1. Es importante ser creativo. El foco más importante de un CV es llamar la atención para conseguir una entrevista. Hay que empezar por dar un título atractivo a ese documento.

Descartado: Comenzar por el nombre, los estudios y usar las palabras "Currículum Vitae".   Al reclutador le interesa saber si el candidato es apto para esa posición, no encontrar un documento con frases trilladas. En ese sentido, lo recomendable para el postulante es buscar una oración que resuma lo que mejor sabe hacer y su conocimiento actual. Otra sugerencia es colocar abreviaturas, si tiene conocimiento en ciertos campos, como "SCM" para referir a experiencia en Supply Chain Management.
2. Mostrar cifras. Quizá algunas actividades laborales sean más fáciles de resumirse en números, pero, sin importar lo que se estudió, es importante buscar incluir datos que interesen al reclutador. Entre éstos:
- ¿A quién le reportó durante su período laboral? No es lo mismo hacerlo a un coordinador que a un jefe de área o al CEO, en directo. Queda descartado evitar mencionar nombres y especifica el nivel jerárquico. Y la recomendación es que si el candidato tuvo personas a cargo, enlistarlas, aunque haya sido por un solo proyecto.
3. A falta de "datos fuertes". Recuerde que el reclutador tiene 10 segundos para cautivarse con su Currículum, así que encuentre la manera de convencerlo con hechos que te retraten desde una perfectiva laboral. Descartado: que el CV incluya frases largas sobre las tareas que te asignaban. Recomendable: resumir las oraciones con palabras y verbos que den una idea de pro actividad. Si no ha tenido gente a cargo o se le dificulta destacar logros en cifras, lo ideal es fijarse en lo que representa numéricamente la compañía donde trabajó y citar volumen de ventas de la organización, sus principales clientes y transacciones, y cómo la contribución para lograr esas metas de crecimiento.
4. Esperar indicaciones. En el afán de querer lucir como un candidato atractivo podría ganar la tentación de incluir en este documento más información de la indicada. Descartado: incluir archivos PDF u otro contenido con muestra de su trabajo.
Recomendable: mandar ese testimonio profesional o links de Internet en un mail independiente al que utilizaste para anexar su CV, y sólo cuando el reclutador lo indique. No saturar su cuenta electrónica.  Para tener una fotografía "continua” del presente laboral,  la sugerencia es mantener activa la identidad digital, es decir, la presencia en las redes sociales profesionales.
Información tomada de Yahoo Noticias

domingo, 1 de julio de 2012

5 Tips para encontrar un nuevo Empleo


En la búsqueda por conseguir un nuevo trabajo es importante tener claro que no se puede improvisar. Aprende a adaptar tus habilidades y conocimientos para las plazas a las que quieras aplicar. Recuerda tomarte el tiempo de buscar una empresa donde aplicar, en la cual llenes los requisitos necesarios y toma en cuenta nuestros siguientes tips. 

1. Tu Curriculum es Tu Foto. El currículo es una ‘foto' de tu vida laboral, por tanto necesita ser muy descriptivo en pocas palabras. ¿Dónde hay que ser contundente? En las tareas que dominas y los resultados obtenidos (sin son numéricos mejor). 
Tips. Incluir detalles mínimos, como estudios de primaria, secundaria e incluso educación media superior. Tampoco es recomendable anexar fotografía, ni exagerar en las destrezas técnicas, como idiomas y programas. 

2. Cuidado con llegar tarde para las citas de Entrevista. Aunque pareciera inaudito, no se está exento de tener un contratiempo justo el día de la entrevista (después de haber planeado ese momento por semanas o días). 
Tips. Llegar a la reunión de trabajo demasiado temprano o tarde. En el primer caso, el entrevistador se sentirá presionado por tener que recibirte antes del tiempo previamente confirmado. Si tienes algún problema para llegar a la hora acordada llama, un mensaje desde el celular no aplica en estos casos. Ser profesional hasta para "excusar" la tardanza permite continuar con el proceso y habla bien del candidato. Si te permiten escoger la hora, prefiere la mañana, según investigaciones ocho de cada 10 ejecutivos muestra una tendencia a organizar citas de reclutamiento y contratar temprano, no por la tarde. 

3. Saber escuchar, lo primero. En los primeros instantes de la conversación, podría surgir la tentación de "adornar" la plática para que el reclutador se convenza de que eres una opción brillante, sin embargo... 
Tips. Interrumpir a la persona por querer contestar. La entrevista debe desarrollarse bajo un esquema pregunta y respuesta, muy cordial, pero sin contestar más allá de lo que se cuestione. Al dar información, si observas deseos del reclutador sobre saber más, indícale si requiere detalles sobre tu experiencia en determinado puesto y empresa. Escucha con atención para evitar perder el foco de la reunión. Tips: Se toma como ‘desleal' hablar mal de un jefe o empleo anterior. Lo mejor es responder que se busca un cambio por crecimiento profesional. 

 4. No Acosar. Al terminar la entrevista, puedes preguntar ¿cuál es el siguiente paso? Y si es posible llamarlos posteriormente. Esos minutos finales, aprovéchalos para hacer un resumen de tu experiencia y el por qué eres la persona ideal para ocupar el puesto. 
Tips. Obtener una respuesta contundente al día siguiente. Lo más probable es que el entrevistador dé noticias una o dos semanas, de no ser así, entonces comunícate para preguntar cómo va la dinámica de selección, sin presionar. 

5. Dinero, por último. El salario es uno de los puntos trascendentales, eso es innegable. Pero en términos de la primera impresión, las preguntas sobre ingresos, prestaciones y compensaciones extras están de más al inicio o desarrollo de la entrevista, a menos que el reclutador saque el tema en ese momento.
Tips. Con seguridad, la persona encargada o el jefe de Recursos Humanos te preguntará ¿Cuanto deseas ganar?, ese es el momento anhelado, no pierdas ese espacio mostrándote inexperto. Debes dominar cómo están cotizados tus servicios en el mercado laboral.